Starlink: internet de banda ancha a todo el planeta

Starlink es el proyecto de Elon Musk para dar internet de banda ancha a todo el mundo, contará con 12.000 satélites orbitando alrededor del planeta.

El magnate sudafricano Elon Musk planea acercar vía satélite la banda ancha a todos los puntos de nuestro planeta. El llamado Starlink empezará a estar disponible para los primeros usuarios a finales de este año 2020.

El pasado fin de semana, SpaceX colocó en órbita 60 satélites más. Ya son alrededor de 420 en total, desde que empezaron sus lanzamientos en mayo de 2019.

Parece muy loco que solo una empresa vaya a lanzar 12.000 satélites. Actualmente hay alrededor 4.000, por lo tanto se triplicaría el número. En este link, puedes conocer su posición exacta en cada momento.

Si que es verdad que esta tentativa del fundador de Tesla no es la única de estas características que se está intentando poner en marcha, si que es la más avanzada y realista. El Project Kuiper de Amazon, es uno de los más avanzados, planea lanzar 3.236 y proporcionar cobertura al 95% de la superficie terrestre. Otra de las grandes competidoras, era hasta hace unos meses One Web, que había lanzado 74 satélites hasta el més febrero, pero en marzo quebró como consecuencia del impacto del Covid19.

Una de las mayores ventajas tecnológicas que presenta SpaceX con respecto al resto de compañías es que sus cohetes espaciales son capaces de volver a tierra y aterrizar después de cada misión. Esto permite supone un gran ahorro de tiempo y capital.

¿Como se va a realizar?

Como se aprecia en la imagen de arriba los satélites de Starlink están localizamos a menor altura que los satélites normales.

Es la llamada órbita baja. Esta zona está menos concurrida y al estar más cercana a la tierra, a entre 328 y 580 metros sobre la superficie.

Esto permite también que se pueda llegar a una mejor conexión a internet, y la latencia (el tiempo que tardan las ondas en llegar de un sitio a otro), sea mucho más bajo. La latencia actual del internet por satélite es de unos 600 ms, mientras que los satélites de Starlink operarían entre 25 y 35 ms.

La conexión tendrá una velocidad de hasta 1 GB, muy similar a la de la fibra óptica.

Tecnológicamente es relativamente sencillo, y funciona de manera similar a otros dispositivos. Los satélites están alimentados por energía solar y se conectan los unos con los otros mediante enlaces ópticos láser, y radio formando una red o malla.

A su vez estos satélites estarán conectados a los terminales receptores en la tierra. Podrá instalarse en cualquier punto con visibilidad directa al cielo. Los receptores que tendrán el tamaño de cajas de pizza, se irán enlazando automáticamente al satélite más cercano.

Todavía no se ha desvelado la apariencia de estos terminales. Lo que si ha podido adelantar Elon Musk es que estarán motorizados y se moverán para orientarse cada vez al satélite con mejor cobertura cambiando de inclinación.

Los satélites están diseñados para desintegrarse en la atmósfera en un 95 % durante la desorbitación una vez se hayan quedado obsoletas, minimizando la basura espacial. Al mismo tiempo contarán con un sistema capaz de rastrear y evitar colisiones de objetos de manera autónoma.

Con todo esto y como una de las mayores ventajas es la continuidad, el internet debería estar disponible de manera constante en todo momento con diferentes latencias.

En este video se explica cómo funcionan y cómo se relacionan entre ellos los satélites de Starlink

¿Y la fibra?

Este proyecto puede sonar como una auténtica revolución, y un gran golpe al sector de las telecomunicaciones. Los grandes despliegues de fibra óptica de los últimos años se verían afectados, y todo este trabajo e inversión estaría en peligro.

Aunque después de todo lo que acabamos de ver, sobre el papel puede sonar a algo muy real, que no cunda el pánico. El proyecto está pensado para dar servicio a zonas aisladas y sin cobertura, o con cobertura muy deficiente de internet y de móvil.

El cobre y el ADSL se ha quedado obsoleto, y aunque nos pensemos que todo está muy avanzado y que la fibra está está en todos los lugares, no es así. La realidad es que en la mayoría de países del hemisferio sur, Asia, y en gran parte de oceanía, sobre todo en las regiones en vías de desarrollo. Existen grandes problemas de conexión y de despliegue de infraestructura. La tecnología de el creador de Tesla, sería un gran avance en estos lugares.

Otra de las aplicaciones en las que sería particularmente útil es para los barcos, coches autónomos, aviones, drones.. Con la llegada del 5G y el internet de las cosas todos los dispositivos estarán conectados a la red. Para las zonas sin cobertura, tecnologías como esta serán clave.

En Cototo Wifi trabajamos también para que estas zonas aisladas puedan tener acceso a un internet de calidad. El internet por satélite de Starlink puede ser una alternativa muy interesante y económica al Airfiber que utilizamos nosotros en Ciutadella de Menorca, y muy pronto en toda la isla de Menorca.

Así que estaremos muy atentos cuando llegue el momento para ser los primeros en utilizarla, miau 😼🐾

Cohetes de SpaceX aterrizando después de una misión

One Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top
Abrir chat
¿Hablamos?
Powered by