Cototo no es el 5G

El Airfiber de Cototo, no es el famoso 5G

En este post, como algunos nos habéis preguntado, hablaremos en detalle de la tecnología Airfiber que utilizamos en nuestras antenas, en comparación con el 5G.

Como muchos sabréis, toda esta aventura de Cototo empezó hace unos años cuando unos jóvenes de Ciutadella de Menorca no tenían acceso de internet de calidad. Así que decidieron buscar una solución tecnológica que diera respuesta a esa necesidad compartida también por muchos vecinos.

Después de investigar todas las posibles opciones, descubrimos que el Airfiber con unas antenas Wimax especiales, era la única que solucionaba este problema con garantías. Resulta que estas antenas aportan unos rendimientos muy altos desplegando una mínima infraestructura y de manera mucho más saludable y sostenible que el resto.

Ahora os preguntaréis: ¿Qué es ese cuento del Airfiber, y porque es más saludable que otras antenas?

Para responder a esta pregunta hace falta explicar un poco más en detalle su funcionamiento:

El Airfiber es básicamente el mismo sistema Wimax que muchos habréis escuchado hablar, pero más eficiente. Lo que lo diferencia el Airfiber, del Wimax tradicional, es que utiliza la última generación de antenas y de enlaces capaces de transmitir velocidades similares a las de la fibra óptica.

La clave no es la frecuencia, ni la potencia que utiliza, ya que no es diferente a la que usan los aparatos que todos tenemos en casa, como rúters, teléfonos inalámbricos, etc. La clave es la gran eficiencia de estos dispositivos, lo que permite llegar a velocidades de fibra sin necesidad de poner cable en las fachadas, o de tener que levantar los pavimentos de la calle.

Por otro lado, otra ventaja del Airfiber tiene que ver con la naturaleza de las ondas que utiliza. Este tipo de ondas es capaz de llevar grandes velocidades de internet de manera inalámbrica, con una pérdida de velocidad mínima durante su trayecto punto a punto.

Para que esto sea posible, es necesario colocar las antenas en los puntos más altos de palos de los tejados. Al contrario de lo que pasa con otros tipos de onda como las de la televisión, y la radio, estas no tienen la capacidad de traspasar objetos, y deben tener una visión directa con nuestros nodos para poder operar con garantías.

Esta peculiaridad, aparte de hacernos trepar de tejado en tejado como el gato negro de nuestro logo, hace que tampoco pueda atravesar a los humanos, por lo que es mucho más saludable que el resto.

Además, como se aprecia en esta imagen, son mucho más pequeñas que el resto de antenas y tienen mucho menos impacto visual en los tejados.

Por lo tanto: Cototo no el 5G , y la tecnología que utilizamos nada tiene que ver con él , es más, lo único que hemos hecho es poner mejoras a una tecnología que ya lleva muchos años utilizándose en la isla de Menorca.

El 5G en España y en Menorca

Respecto a las antenas emisoras del 5G, al ser la próxima generación de las 3G, 4G, y 4G+, serán similares a las que ya se utilizan en telefonía, incluso algo más voluminosas.

Serían torres como esta:

Todo apunta a que este dichoso 5G será una revolución y nos hará cambiar completamente la manera en la que nos relacionamos con el entorno. Permitirá que el llamado ‘’Internet de las cosas” se convierta en una realidad.

¿Esto que quiere decir?

Pues que prácticamente totalidad de objetos cotidianos que tenemos estarán conectados a internet, y se relacionarán entre ellos: desde la ropa que llevas, tu coche, todos los aparatos de tu hogar, la calidad del agua y del aire, los marcapasos y las prótesis, etc. Además, la conexión que tenemos ahora será mucho más rápida y permitirá posibilidades que todavía ni nos imaginamos.

Al mismo tiempo, pesar de lo que piensa mucha gente, según la OMS, no existen evidencias científicas que prueben que las ondas producidas por la tecnología 5G sean perjudiciales para la salud, o al menos no más que las ondas que estamos utilizando hoy en día en otros dispositivos.

Para alegría de muchos, este proceso de implantación es muy caro y lleva su tiempo, aunque las grandes empresas como Orange, Movistar, Vodafone, y MásMovil , ya lo están haciendo a modo de prueba en algunas ciudades españolas, hay otras regiones como es el caso de Menorca, en las que tardará más en llegar.

Para que todo esto suceda, según explica este gráfico del Ministerio de Economía y Empresa, el primer paso es el dejar una frecuencia liberalizada para la implantación del 5G. A mediados de 2019, se acordó que se dejaría libre la banda de 700 MHz, que corresponde a la actual TDT.

Este proceso de se acordó establecer de manera gradual por comunidades autónomas, y se puso un plazo límite para hacerse efectiva. En el caso de Menorca es una de las pocas regiones en las que todavía no se ha puesto fecha a ese cambio, así que para todos aquellos menorquines que estáis preocupados por este tema, de momento no tenéis nada que temer, aunque seguramente cuando llegue el 5G estéis tan contentos por todas las ventajas que ofrece, que ya hayáis cambiado de opinión jeje 😉

4 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top
Abrir chat
¿Hablamos?
Powered by