Facturas electrónicas para la economía del futuro

Los tickets y recibos en papel son cosas del pasado. Las empresas españolas ya se ahorraron 1.600 millones de euros en 2019 por el uso de facturas electrónicas.

Si hay una cosa que nos ha enseñado la crisis del coronavirus, es que prácticamente la totalidad de los negocios pasarán a ser gestionados digitalmente.

La necesidad de buscar alternativas a la atención al público tradicional, ha hecho que muchas empresas busquen en la tecnología soluciones para continuar con su actividad durante el confinamiento.

Por suerte hoy en día puede hacerse casi cualquier cosas desde el ordenador. Desde gestionar tus pedidos y envíos, contactar con proveedores, hacer marketing online, darle caña a tus redes sociales, pero sobre todo pagar y cobrar facturas.

Uso de las facturas electrónicas en España

Según el estudio SERES de implantación de facturas en España en 2019, el uso de la factura electrónica en España aumentó en un 13% durante ese mismo año, y supuso un ahorro de alrededor de 1600 millones de euros para las empresas de nuestro país en concepto de gestión de facturas emitidas y recibidas. Además supuso un gran ahorro de tiempo en la realización de estos trámites. Solo en 2019 equivaldría a 751.628 horas, es decir, a 442 años laborables 🙀

Los sectores en los que se ha producido mayor cambio e implantación durante los últimos años, es el servicios con un 64,6 % de uso respecto al total de transacciones. El segundo puesto se lo lleva la industria , con un 27,81 %, y el tercer lugar, el sector primario con un 3,66 %.

Otro factor muy favorable al uso de la factura electrónica según este mismo estudio, es el factor ambiental. El estudio establece como referencia para medir el ahorro de papel en las facturas, el número de árboles que se habrían dejado de talar. El impacto ambiental positivo total en España durante el año pasado, equivaldría a 11.242 pinos, es decir, 74,95% de todos los que hay en el Parque del Buen Retiro, en Madrid.

Experiencia personal y recomendaciones

En Cototo Wifi, como emprendedores que somos, empezamos a utilizar las facturas electrónicas desde que empezamos nuestra actividades el pasado mes de enero.

Como sabéis, somos una startup nacida en la isla de Menorca que tiene como misión acercar la alta velocidad de Internet de una manera sostenible a lugares donde no llega. Empezamos conectando a los vecinos del centro de Ciutadella de Menorca, pero pronto llevaremos nuestro wifi a muchos otros lugares.

Así que cuando empezamos a facturar a los primeros clientes nos surgió el siguiente problema:

¿De todas las plataformas de cobro y de facturación electrónica cual es la que mejor se adapta a nuestras necesidades?

Nos dimos cuenta que depende en gran parte, de cómo sea tu modelo de negocio. Por ejemplo, el nuestro es mediante la suscripción mensual de nuestras tarifas de internet de alta velocidad, y móvil.

Para ello necesitábamos una plataforma que agilizara mucho este tipo de pagos, y que se hicieran automáticamente. Necesitábamos que fuera lo más sencilla posible, que no nos cobrara mucha comisión, que fuera fácil de gestionar, que el curva de aprendizaje fuera corta, y que enviara a los clientes las facturas automáticamente a su email todos los meses.

Como es lógico, fuimos exigentes y valoramos muchos requisitos a tener en cuenta, y numerosas posibilidades de elección. Tras probar Amazon Pay, PayPal, Sitripe, y alguna otra. Nos decantamos finalmente por Stripe.

¿Porque Stripe y no otra?

Aunque tiene algunas carencias (ya les hemos enviado varios emails para ver si las cambian), en su conjunto, (a parte de que todos nuestros amigos con empresas la utilizaban), era la plataforma que más nos gustaba por los siguientes motivos:

  1. Es muy fácil de llevar la contabilidad y el calendario de los pagos.
  2. La experiencia de usuario para los clientes es muy buena. La plataforma es sencilla e intuitiva. Los emails automáticos con la pasarela de pago inicial, y las facturas mensuales funcionan correctamente. De hecho hemos tenido una respuesta especialmente positiva en este aspecto, al ser una operadora de telecomunicaciones, la mayoría de los cliente no está acostumbrada a que les cobren de esta manera, por lo que hemos podido comprobar que genera un valor añadido a nuestro producto.
  3. Las comisiones son bajas en comparación con otras plataformas. Sale al 2,9% + 0,25 céntimos (menos de 30 céntimos) por transferencia completada en su tarifa más cara para Europa.
  4. No se aplican cargos extra por pagos recurrentes.
  5. Tarda aproximadamente una semana de transferirse el dinero desde tu cuenta de Stripe a tu cuenta bancaria. Esto realmente es un factor negativo a mejorar, pero si te planificas correctamente no tiene por que ser un engorro.

Ahora te toca a ti.

Como véis, subirse al carro de la economía del futuro no es tan difícil. Las facturas electrónicas son una herramienta fundamental para adaptar tu negocio a los cambios que estamos experimentando a velocidad de fibra y sin darnos tiempo a pestañear. Hay muchas posibilidades, y muy buenas.

Así que deja ya la calculadora, haz un favor al planeta, espabila y no vuelvas a gastar rollo de papel de facturas nunca más. Miau.😼 🌏

2 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top
Abrir chat
¿Hablamos?
Powered by